Historia del hada que perdio su magia

martes, junio 12, 2007

Y 5 años después aquí sigo.

Es curioso cómo una siempre vuelve a las andadas.
Vuelvo a estar de exámenes, y vuelvo a recurrir al ciberespacio para lanzar unas cuantas quejas y gemidos.
Hoy ha sido un día duro. No ha sucedido nada especial, no es una fecha señalada ni me ha llamado. Pero estoy muy triste. Hace ya 9 semanas que no hablo con él, y parece no importarle. Quizá fue así desde un principio, quizá no debí intentar se su amiga.
Todas las veces que dije que no volvería a llamarle fueron un desastre. Siempre he terminado llamándole. Siempre encontraba alguna excusa para coger el teléfono y marcar su número, pero ahora no. Ahora no quiero llamar porque estoy dolida y triste, quiero que demuestre que me quiere, y no lo está haciendo. Fue una especie de prueba para saber si existía algún tipo de interés por su parte en mantener una relación de amistad, y la prueba no ha salido como yo esperaba.
En estos dos meses me he dado cuenta de muchos errores, lo cierto es que creo que la relación acabó por mi culpa y no somos amigos por la misma razón. Cuando lo dejamos él quería alejarse y se quedó por mi, se mantuvo a mi lado únicamente para hacerme la vida más llevadera. Hoy alguien ha dicho "nunca he visto sufrir a una chica como María sufrió y sufre por Raúl". Quizá esa ha sido la frase que ha disparado todo esto. Es un hecho: sigo sufriendo por Raúl. Empezamos a salir un maravilloso 26 de Octubre del 2002, y 5 años más tarde sigo escribiendo en un blog que él no lee, para gente que no conozco y no sé muy bien por qué razón.
Cada noche sigo acostándome pensando en él, su cepillo de dientes sigue junto al mío, su anillo sigue colgado de mi cuello, sus fotos continúan en mi corcho, los recuerdos en mi mente y el amor en mi corazón. ¿Y qué hago yo? Recrearme día tras día en que ya no me quiere y ya no está conmigo.
Intento buscar consuelo en otros brazos, pero nadie sabe hacerlo como él. Nadie me besa como él, nadie me abraza como él, nadie huele como él, nadie hace que me sienta segura que él, nadie hace nada que se parezca, ni remotamente, a nada que él hicera. Y me siento sola, me siento vacía por dentro. Es una zona oscura que tiene eco dentro de mi. Nada me sacia, y siempre busco donde no debo.
¿Cuál es pues la solución?
Un hada sin esperanzas de encontrar jamás su magia.

domingo, febrero 25, 2007

Tonta

Photobucket - Video and Image Hosting
Cuando eres feliz la vida se encarga de recordarte que todo es una mierda.

Soy una ingenua. He creído que decía una cosa y luego era otra.

Hablábamos sobre futuro. Me preocupan sus estudios, y hemos hablado de ello. Me preocupa que se centre demasiado en tener una novia de nuevo, que esté dando más importancia encontrar pareja que aprobar los exámenes. Entonces ha dicho lo siguiente:

- No si ultimamente he estado pensando mucho en lo que tengo en frente.

Yo he interpretado que se refería a mí, que había estado pensando en volver conmigo, que había estado dando vueltas a la idea de volver a quererme como antes. El corazón se me ha acelerado, se me ha nublado la vista, una sensación de felicidad me ha inundado, hacía más de un año que no me sentía tan feliz, tan llena, tan plena como persona. Me he sentido completa, me han entrado ganas de ponerme a bailar en medio de la calle, de besarle y no parar de besarle. No os lo puedo explicar, pero me he sentido tan bien!! Es la sensación de rellenar por fin la parte de mi vida que más vacía está, de volver a ser feliz como antes. He pensado que todo había acabado, que por fin iba a levantarme por las mañana sonriendo, que por fin el insomnio iba a acabar, que las noches llorando, y los paseos por el tren tapandome la cara para que nadie vea mis lágrimas, que todo eso había terminado.

Pero se refería a la biblioteca que tiene en frente de su casa.

Es entonces cuando me he sentido como una estúpida, me he sentido ridícula, vulnerable, desnuda, indefensa, sola. He sentido que ese vacía se hacía cada vez más grande. He querido ponerme a llorar para no parar nunca, me temblaban las manos. No quería estar ahí, no quería ser esa persona. Quería salir de mi cuerpo y escapar a algún lugar lejano, muy lejano, donde ya no sentiría nada. No puedo dejar de llorar, lo intento pero no puedo, y cada vez va a más. No puedo respirar, tengo mucho calor.

Soy una estúpida.
Un hada que pierde la fe en la magia.

jueves, febrero 08, 2007

Perdida como siempre.

Photobucket - Video and Image Hosting
Querido Mundo:
Todo va bien en mi vida excepto el amor, como siempre.
Salí con Brian, pero encontré un condón usado en su cama y le dejé. Llevaba tiempo pensando en dejarle y eso me ayudó a tomar la decisión.
Y ahora vuelvo al punto de partida, al punto que ya todos conocéis: sigo enamorada de Raúl y de Jesús. Parezco tonta, pero así es.
Cuando veo las fotos de Raúl en mi corcho, esa mirada, esos momentos; vuelvo a recordar y recordar. Llevo tres años recordando, viviendo de recuerdos, de las migajas de una amor perdido. Y ahora ya no somos amigos. Llevo 2 semanas sin saber nada de él. No llama, no escribe. Nada.
El sentimiento por Jesús es distinto, porque no vivo recordando cosas de él, sino que siento que le hecho de menos a cada momento. Cuando voy al gimanasio, cuando conduzco, cuando compro unas pilas o cuando estornudo, siento que daría mucho por que él estuviera a mi lado en ese preciso instante. Cuando abrazo a alguien echo de menos que no huela a él.
Pero entonces ¿de quién diablos estoy enamorada? ¿a quién quiero?
Una hada en busca de su magia.

lunes, diciembre 04, 2006

Todos queremos lo que no tenemos

Photobucket - Video and Image Hosting
¿Lo escribo porque sé que él va a leerlo?

Siempre sucede lo mismo: una voz en mi interior me grita que algo está cambiando, que algo que yo no quiero que suceda está pasando. Le llamo, le noto nervioso, dice incoherencias, pregunto y la respuesta es afirmativa. ¿Cómo lo llevo? Ni yo misma lo sé.

Cuando le vi en mi cumpleaños no sentí nada. Absolutamente nada. No quise besarle, no me imaginé de nuevo entre sus brazos. Nada. Y me alegré por mí misma, por haber sido capaz de superarlo. Pero cuando me habló de Beatriz, las punzadas de celos se iban clavando, lentamente, pero ahí estaban. Él besando a otra chica, no puedo soportar la idea.

Quizá Raúl esté en lo cierto. Quizá no tengo celos porque siga enamorada de él, quizá sea porque creo que él es más feliz que yo ¿Lo creo? En estos momentos, creo que es bastante fácil ser más feliz de lo que lo soy, las cosas no van bien. Nunca han ido especialmente bien, pero esta época, estos dos últimos años, están siendo muy cuesta arriba, y a veces me pregunto cuánto más voy a ser capaz de soportar.

¿Es Jesús más feliz que yo? Y no me refiero a la vida en general, no debo extrapolar. ¿Es más feliz Jesús con Beatriz de lo que yo lo soy con Brian? ¿Será él más feliz con ella de lo que yo lo seré con Brian? Mi relación con mi “novio” no deja de ser especial, aunque siempre me repito a mí misma que soy yo la que me lo he buscado, y que yo me metí sabiendo lo que había. ¿Entonces? ¿Por qué me molesta cada vez que me dice que no va venir conmigo por las noches? ¿O cada vez que me dice que vamos a quedar, y luego me quedo sola en casa?
Con Jesús no pasaban esas cosas. Pasábamos todo el día juntos, y era algo que me encantaba. Venía a casa sin avisar, cenaba la mitad de los días con nosotros, siempre estábamos haciendo cosas. No se me ocurría dar un paso sin él a mi lado. Puede que eso fuera un defecto de la relación, pero es algo que todavía echo de menos. Y no me refiero a echarle de menos a él, sino a la situación. Echo de menos tener a alguien que me de la mano por la calle, que se muera de ganas de verme nada más levantarse de la cama, alguien que me de llaves de su casa para que pueda ir a visitarle a cualquier hora de la noche y del día; alguien que me mire sinceramente a los ojos, me diga “te quiero” y yo sea capaz de creérmelo.

Siempre he pedido mucho, pero ya se sabe: Ante la osadía de pedir, está la virtud de no dar.
Un hada en busca de su magia.

viernes, octubre 06, 2006

Miedo a perderme.

Quiero no perderme.
Tengo ganas de seguir escribiendo pero han ocurrido demasiadas cosas. Quiero contarlas todas pero son demasiadas. Ahora estoy de viaje, en Brasil, y este no es el momento. No estoy tranquila... Quiero contar muchas cosas, demasiadas.
Cuando vuelva a Madrid quiero seguir escribiendo, espero no volver a perderme porque escribir las cosas me ayuda a ordenar la mente.
Un hada sin magia.

lunes, septiembre 04, 2006

¿Te sientes utilizad@? ¡Bienvenid@!

Querido Mundo:
Estoy mejor, pero aún no estoy bien. En cuanto un mínimo problema se acerca a mi vida, me asusto y me entra el pánico. Tengo miedo a que me hagan más daño, porque volveré a hacerme la misma pregunta: "¿quiero vivir?", y quizá esta vez sí reúna la valentía suficiente para terminar lo que empiezo.
Desde que Jesús me dijo que había estado con otra chica no hemos vuelto a hablar, y ahora me pregunto si alguna vez lo volveremos a hacer. Si él no llama mi orgullo me va a impedir llamarle de nuevo. Lo cierto es que estoy harta de estar detrás de él, está empezando a creérselo y eso hace que pierda su encanto (a pesar de ello sigo durmiendo abrazada a su camisa todas las noches).
También os tengo que contar un secreto: estoy enfadada. Pero enfadada de verdad, de esos enfados que sólo puedes tener con alguien a quien quieres mucho. Estoy enfadada con mi mejor amiga, aunque ella no lo sabe. Siento que me utiliza y esa sensación es horrible. Siento que desde aquel "incidente", por llamarlo de alguna manera, las cosas nunca han vuelto a ser iguales, y creo que estoy forzando una amistad que hace tiempo que se agotó. Pero es tan difícil tomar la decisión y decir adiós... En el fondo me gusta este punto en que no pasa nada, ni somos íntimas, ni nos hemos dejado hablar. La puerta está entornada, y ya veremos si se abre o se cierra.
¿Alguna vez alguno de vosotros se ha sentido utilizado por la gente de su alrededor? Y no me refiero a una sola persona, me refiero a la gran mayoría de vuestro círculo social. Yo siento que cada uno me utiliza para lo que quiere.
Esa es una de mis teorías: estoy aquí, en el Mundo, para ayudar a la gente a hacerse más fuerte a costa de debilitarme. Pero esta es otra historia, y quizá otro día os la cuente.
Un hada de exámenes que busca magia que le ayude a mejorar las notas.

viernes, septiembre 01, 2006

Ideas

Photobucket - Video and Image Hosting
Querido Mundo:
¿Para qué me lo cuenta?
No quiero saber que le gustan otras chicas, no quiero saber que se acuerda de su ex (antes que yo) cuando ve ese columpio, no quiero saber que ha ligado con su vecina de enfrete, no quiero saber que le dijo "I would like to know the taste of your lips". NO QUIERO SABERLO.
¿No se da cuenta de que me hace daño? Y encima el muy imbécil me pregunta ¿estás llorando? y yo "no que va, es que tengo mocos" y va y se lo cree. Pues sí, sí estaba llorando, si me quedé en la cama 1 hora llorando como una magdalena, sí que llamé a mis amigas para que me consolaran. Y ahora lo peor de todo. Sí, sí pasé 2 horas calculando cuántas pastillas harían falta para matarme. Calculé cuántas benzodiacepinas, mezcladas con metamizol y un poco de adolonta, para bajar la tensión y dormirme, todo ello con unas cuantas pastillas de valium. Escribí una carta de despedida, en la que me despedía de todo el mundo, hasta de la página web. Escribí mil últimas voluntades. Entonces me asusté por lo que estaba haciendo y lloré aún más amargamente, acojonada por lo lejos que puedo llegar.
Fui al gimansio 2 horas a correr, intentando huir de todas esas ideas, pero nunca corro lo suficientemente rápido, siempre están ahí.
Llamé a Raúl para intentar hablar con él, para contarle lo asustada que estaba. Pero él estaba ocuapado. Prometió llamar por la noche y no lo hizo. Esta mañana le he llamado yo para darle las gracias por su nulo apoyo cada vez que le necesito de verdad. No sé si voy a arreglarlo con él. Estoy cansada de estar enamorada de él y de que él me demuestre que no le importo.
Un hada en busca de su magia.

domingo, agosto 27, 2006

Ya no puedo más, de verdad.

Photobucket - Video and Image Hosting
Querido Mundo:
No sé qué ha pasado, o más bien qué está pasando.
¿Está pasando de mi? ¿Por qué lleva 3 días sin coger el teléfono? ¿Por qué me escribe un sms para decirme que está por ahí con uno de sus amigos si sabe que yo estoy deseando quedar con él? ¿Por qué, si sabía que iba a llamarle a las 14.00 no coge el teléfono si ya son las 17.41? ¿Por qué me dice que está por ahí con amigo si ayer vi con mis propios ojos que estaba en su casa?
No sé si me la está pegando con otra o simplemente quiere pasar de mi. Odio a los hombres cobardes. Los que no te dicen que quieren dejarlo. Los que simplemente no cogen el teléfono, ni contestan los sms o los mails. Los que hacen como si no existieras.
Y aquí estoy otra vez como una auténtica gilipollas. Sí, porque no tengo otro nombre. Ahora que empiezo a pillarme por Brian va él y pasa de mi. Esto es estupendo. La vida no podía joderme más.
Y por si fuera poco una de mis mejores amigas se ha ido a marbella, y la otra se reunirá con ella mañana, pero... ¿alquien me ha invitado a ir? NO.
Lo de suicidarme lo veo cada vez más claro, absolutamente nada sale bien, todo está fastidiado. No tengo nada que me importe excepto un gato. Ya no puedo más. Necesito cambios y los necesito ya. Estoy harta de esperar a que las cosas vayan a mejor, porque sólo van a peor, y la progresión empieza a ser aritmética.
Un hada que está hasta las narices de que no haya ni una pizca de magia en su vida.

martes, agosto 15, 2006

Recuerdos que duelen

Photobucket - Video and Image Hosting
Querido Mundo:

Jesús cumplió años en el mes de Febrero y mi regalo fueron 4 días en Barcelona durmiendo en un barco precioso que mi tío tenía atracado en ese momento en Port Vell. Fueron unos días increíbles, llenos de besos, de abrazos… Lo cierto es que cualquier momento compartido con él era más que romántico.

Hoy he pasado el día en Barcelona y no he podido dejar de acordarme de él. Me duele tanto que he tenido que tomarme un par de esas pastillas que te hacen estar más tranquila. Cuando he visto Port Vell, cuando he estado en la Barcelonesa, paseando por Las Ramblas, en le McDonalds en el que comimos, en el Hard Rock en el que se compró aquella camiseta, todas las tiendas por las que pasamos, en la Plaza de Cataluña con las palomas, en la farmacia donde compramos el líquido para mis lentillas, la escultura de la que hizo unas fotos preciosas, el paseo desde el puerto hasta la Plaza de Colón.

Cada paso que he dado me ha dolido en el alma. Parece que ya sólo vivo de recuerdos y eso duele más de lo que nadie pueda imaginar. Me duele que pase el tiempo y que él no esté a mi lado viviendo cada momento, cada emoción. Adoraba pasar todo mi tiempo libre entre sus brazos, el Mundo parecía más interesante, más seguro, más Nuestro.

Quiero volver con él. Quiero hacerlo a cualquier precio. Desearía saber qué acción es la correcta, qué palabras las adecuadas, para conseguir despertar en él aquellos sentimientos que no sé si han muerto o tan sólo se han dormido.

Un hada que ha paseado donde una vez hubo magia.

viernes, agosto 11, 2006

Sinceramente...

Photobucket - Video and Image Hosting

Querido Mundo:

Cada vez se hace más difícil vivir el día a día. Cada día es más cuesta arriba.

Hace unos 20 minutos he escuchado un mini concierto de música tranquila, relajada, de esa que te invita a pensar. Y de nuevo ese recurrente pensamiento que me lleva a pensar en acabar con mi vida. A veces siento que no hay salida para todo lo que me pasa, y que no hay nada que me importe lo suficiente como para quedarme.

Me gustaría poder decir que tengo una familia maravillosa a la que adoro, pero no sería cierto. Decir que tengo muchos amigos y muchas amigas que harían cualquier cosa por mi, pero eso tampoco sería cierto. Que me gusta la carrera que hago y que tengo ilusión por dedicarme a ello, pero mentiría una y otra vez.

Lo cierto es que tengo una familia a la que no soy capaz de soportar ni la mitad del tiempo. Siento que aunque sea su hija no tenemos nada en común. Tengo algunos amigos, pero de esos a los que yo tengo que llamar, porque si yo no doy señales de vida ellos no se preocupan ni llaman. No me gusta mi carrera, y encima se ha alargado un año más de lo previsto.

¿Qué hacer cuando todo se viene abajo? Y por favor, no me digáis que todo pasará porque nunca pasa. Llevo 7 años enamorada de una persona a la que apenas le importo, 5 meses intentando volver con un chico maravilloso que ahora no quiere saber nada de mi, 17 años siendo la mejor amiga de una chica que se distancia de mí por segundos, 10 años cuidando de un gato que todavía reúsa que le acaricie y le coja siempre que a mí me apetezca.

Siento que vivo en una vida llena de mentiras, mentiras a los demás para que se sientan mejor, para que no vivan amargados por mi culpa. No quiero que nadie pueda decir que algo no salió bien por mi culpa, porque siempre me esfuerzo por ayudar a todo el mundo para que todo les salga bien; a pesar de que la mitad de las veces no me den las gracias y la otra mitad no sean capaces de ayudarme cuando yo lo necesito. Mentiras a mí misma, haciéndome creer que todo va bien, que nada me afecta, que siempre estoy de buen humor. Porque esto me está convirtiendo en una persona amargada por dentro, alguien a quien odio. Y cuando te odias a ti misma ¿qué se puede hacer? Porque lo único de lo que no puedo huir es de mí.

Por eso pienso en morirme. Pienso en tirarme a las vías de un tren , en pegarme un tiro en la cabeza, en tomarme todo el frasco de ansiolíticos, de meterme en el mar y dejar que la corriente me lleve hasta que me mate, en meterme en la cabeza una bolsa de plástico, incluso en tener un accidente de coche. Y eso me da miedo. No quiero tener que pensar en esas cosas. No creo que alguien de mi edad tenga que estar pensando en suicidarse, pero aquí estoy, a las 2 y cinco de la mañana de un viernes, encerrada en una habitación, escribiendo mis verdaderos miedos, desnudando mi alma ante gente desconocida en vez de hacerlo con aquellos con los que tengo los problemas. ¿Soy tan rara? ¿O en verdad hemos llegado a un punto en el que Internet nos puede hacer de psiquiatras?

Un hada que piensa que la búsqueda de su magia es una pérdida de tiempo.

martes, agosto 08, 2006

Nunca aprendo.

Photobucket - Video and Image Hosting
Querido Mundo:

Desde que estoy aquí el tiempo pasa despacio. Muy despacio. Y no todo ese largo tiempo lo paso pensando en lo mucho que echo de menos a Jesús, escuchando canciones de amores rotos. Intentando encontrar justificaciones y las razones que nos llevaron a separarnos. Buscando la manera de que vuelva conmigo cuando los dos volvamos a estar en Madrid, pero tengo la mente vacía de ideas; ni buenas ni malas.

¿Por qué nos cuesta tanto separarnos de una persona? ¿Acaso no somos millones? ¿Cómo logró apagar su llama? ¿Cómo apago la mía? Cuando pienso en mi vida sin él a mi lado no me gusta.
“No digo que no pueda vivir sin ti, puedo. Pero prefiero no hacerlo” decía un actor no hace mucho tiempo, y eso es lo que me pasa. Me gustaba más mi vida cuando pasábamos el tiempo libre metidos en la cama bajo el edredón haciendo planes, cuando hacíamos recados juntos, cuando me besaba como sólo él sabe hacerlo, cuando me abrazaba por detrás mientras hacíamos la comida. Echo de menos cada detalle de él. Puede que tuviera al hombre perfecto a mi lado y que lo haya espantado. A veces soy imbécil.

Soy una auténtica full. He tenido a los dos hombres más maravillosos del mundo a mi lado y ahora me consuelo con un tiparraco con el que hablo una vez al día (y si eso) y por el que no siento casi nada. Pero ¿quieres saber lo peor de todo Querido Mundo? Que terminaré enamorada de este también, y me dejará. Y dentro de no mucho estaré frente a este ordenador escribiendo que hecho de menos algo de él. Porque soy así, vivo en el pasado, y no parece que vaya a conseguir lo contrario.
Un hada desesperada por un poco de magia.

jueves, agosto 03, 2006

Desde la playa

Querido Mundo:

Por fin unos momentos de tranquilidad e intimidad para pensar en mis cosas. Por fin un tiempo que dedicar a lo que más me gusta: darle a la cabeza.

Lo cierto es que creí que cuando me fuera de vacaciones Brian empezaría a pasar de mí. La última noche que pasé en Madrid antes de venir aquí durante tres semanas no quiso quedar conmigo. Me moría de ganas de hacer el amor con él, pero él dijo que estaba demasiado ocupado y que no tenía tiempo libre. ¿Desde cuándo un hombre no tiene tiempo para el sexo? Esto me llevó a confirmar mi teoría de “Brian no ha sido más que un chico de un par de meses que ahora va a pasar de mi” Pero desde que he llegado hemos hablado todos los días, me manda un sms todas las mañana diciéndome lo mucho que me echa de menos, me dice que piensa en mí, me hace perdidas… Todo es completamente diferente a como había imaginado. Es mejor, y esta es la primera vez que me pasa. Es la primera vez en mucho tiempo que algo bueno e inesperado sucede en mi vida. ¿Habré encontrado algo de magia? ¿Por fin el destino ha encontrado a otra persona a la que amargar la vida? Eso sería magnífico.

No quiero cagarla siendo demasiado pesada, no demasiado aburrida. A veces me faltan palabras para hablar con él, no sé de qué hablar con él. A pesar de que el amor no entiende de razas, idiomas ni edad, me encuentro sin algo interesante que decir. Tiene 8 años más que yo, y a esta edad noto que él está en otro nivel.

Yo me paso las noches enganchada al ordenador, escribiendo a mis amigos, en mi blog, y en los blogs de la gente que me gusta. Él sólo lo usa para el trabajo, y al llegar a casa lo último que quiere es conectarse para hablar conmigo Vivo pegada al móvil, duermo con él encendido por si alguna amiga tiene que llamarme a las 4 de la mañana porque haya pasado algo. Él los apaga y se enfada si me llaman porque también le despiertan a él. Me preocupa que mi madre no me de más libertad para empezar a formar mi vida lejos de la suya. Él se preocupa por pagar la hipoteca y buscar una casa que comprar. Trabajo un par de horas extras para terminar de pagar la factura del móvil o comprarme una camiseta para salir por las noches. Él hace números para un chalet al que mudarse para formar una familia.

Tengo ganas de que esto salga bien, pero tengo miedo de esforzarme, ilusionarme, y terminar de nuevo sola y con el corazón roto.

Un hada en busca de su magia.

miércoles, agosto 02, 2006

De vaciones.

Querido Mundo:
No he abandonado el blog. Es sólo que estoy de vacaciones y aquí no es fácil que te dejen un ordenador con internet, de hecho es mucho más complicado de lo que parece.
Me he traído el portátil, así que voy a escribir los post en casa tranquilamente y luego los publicaré aquí, o por lo menos eso voy a intentar. Ahora tengo mucho tiempo para pensar en un montón de cosas... y quiero compartirlas con vosotros y saber qué pensáis...
Un hada en busca de su magia.

martes, julio 25, 2006

¿Alguien puede venir a darme un abrazo? Lo necesito.

Photobucket - Video and Image Hosting
Querido Mundo:
Acabo de pasar por delante del baño y me he acordado de él.
Acabo de echarle de menos como cuando salíamos juntos, deseando que llegue la semana que viene para volver a verle. Pero no va a pasar. Hasta he pensado en ducharme para hacerlo donde él lo hizo, pero quiero dejarlo todo tal y como lo dejó el máximo tiempo posible, así podré creer que no se ha ido.
¿Por qué le amo tanto? Este dolor es insoportable. Estoy enamorada de alguien inalcanzable. Cuando le tuve creí que supe valorarle, pero ahora me doy cuenta de que no aproveché cada milisegundo, y hoy vivo, como desde hace 2 años, de los recuerdos.
Hoy pienso en que la vida no tiene sentido y en que no quiero vivirla si no es a tu lado.
Un hada perdida, triste y sola.

lunes, julio 24, 2006

Y ayer la perdí...

Querido Mundo:
Ayer creí tener la capacidad de acabar con el hambre del mundo, las guerras, la pobreza, la injusticia, la traición, el mal carácter, la amargura y el desamor.
Hoy creo tener la capacidad de llorar infinitamente.
Se ha vuelto a ir. Siempre que viene se va. Siempre trae magia, pero luego se la lleva. Cuando me besa todos los recuerdos se agolpan en mi mente, siento que he retrocedido 2 años, que sigo siendo Tu Chica, tu princesa, tu niña, tu superlovewoman; y tú eres Mi Chico, mi príncipe, ni niño, mi supercurroman, el amor de mi vida.
Adoro que vengas, pero odio que te vayas. Este amor es demasiado fuerte para morir nunca. Si tras 5 años sigo enamorada como el primer día, si de esos cinco llevo 2 sin tí a mi lado. ¿No es una razón lo suficientemente fuerte para que vuelvas a mi lado? Porque no soy yo sola la que besa, tú también pones los labios, tú también dices "Te Quiero", tú también me abrazas con ternura y firmeza, como deseando detener el tiempo en esos momentos, como si no quisieras que me separara de tu lado.
Siempre que vienes lloro, y hoy no va a ser una excepción, siempre que vienes siento que me falta la mitad de mi vida, siempre que vienes me quedo vacía, siempre que te vas la vida deja de tener sentido para mi, siempre que dices que no vamos a volver siento que quiero morir.
Por favor, si algún día lees esto, vuelve a mi lado. Eres todas y cada una de mis razones. Cuando tú no estás el mundo se pone triste y la alegría huye de mi lado.
Un hada que mira incrédula cómo su magia marcha en un autobús desde la Avenida de América.
Photobucket - Video and Image Hosting

domingo, julio 23, 2006

¡He encontrado magia!

Querido Mundo
Acaba de darme un beso en la nuca porque acaba de salir de la ducha. El día se acaba pero todo ha sido mágico. Puede que apartir de ahora sí haya encontrado un poco.
Un Hada Mágica.
Photobucket - Video and Image Hosting

miércoles, julio 19, 2006

¿Puede Dios tener sed?

Photobucket - Video and Image Hosting
Querido Mundo:
¿Qué tienen los poetas que inspiran a sus musas? ¿No debería ser al revés? ¿Puede un Hada, sin ser Musa, inspirar algo en alguien?
Quiero hablaros de un poeta con voz de presentador, de esas profundas, muy de hombre. Hablaros de una persona que como otras tantas no tiene todo lo que quería ni encuentra todo lo que busca. Una persona que de nuevo me dobla la edad. Que de nuevo me habla de su vida. Hablaros de alguien a quien quiero inspirar por el mero hecho de sentir el corazón latir, al leer una líneas que sepa que van dedicadas a mí. De alquien a quien me imagino al lado de un enorme reloj gritándole incesantemente que pare o que retroceda, negociando para que no siga en su incesante devenir.
Un hada en busca de su magia.

martes, julio 18, 2006

Sólo quedan 5 días.

Photobucket - Video and Image Hosting
Querido Mundo:
El domingo me dijo que llegaba sobre las 21.00 pero llegó a las 23. Durante 2 horas enteritas hice el paripé...
Cuando el domingo me fui de su casa, le dije que no pensaba llamar en todo el lunes, que íbamos a ver si él de verdad tenía tanto interés en mí. Y el globo me ha explotado en la cara. Ayer no llamó, ni mandó sms ni NADA DE NADA excepto 15 minutos por el msn...
El domingo viene El Amor de Mi Vida, el chico por el que empecé a escribir este blog. La razón por la que cada día me levanto (con o sin sonrisa, de eso él no tiene la culpa...) Hace ya bastante tiempo que no le veo y estoy muy nerviosa!
Ya me lo he imaginado todo. Seguramente cogerá el bus de las 9.30 por lo que llegará a Madrid a las 12.10 (3 años cogiendo ese bus hacen que sea capaz de ser muy precisa en la duración de viaje). Yo intentaré aparcar en Avda. de América y esperaré en la estación a que llegue. Cuando vea entrar en su bus una sonrisa se apoderará de mi cara, más de nervios que por otra cosa. Bajará las escaleras por detrás, siempre le ha gustado sentarse de la mitad para atrás. Mi mirará, sonreirá y nos daremos un abrazo, uno largo, en el que los dos saciemos nuestras ansias. Me soltará un poco para mirarme a la cara, yo le daré un beso en la mejilla, y él volverá a abrazarme.
Pasaremos el día juntos, dando vueltas por ahí y hablando. Pero sobre todo juntos: abrazados, jugando con la mano del otro, mil y un besos, mi cabeza sobre su pecho... Tengo tantas ganas!
Luego llegará el momento de irse. Nos despediremos muchas veces. Él subirá al autobús y hablaremos a través del cristal. El autobús arrancará. Y yo me quedaré en el mismo sitio, viendo cómo se va, con los ojos llenos de lágrimas. Me subiré al coche y lloraré todo el camino de vuelta.
Un hada en busca de su magia.

lunes, julio 10, 2006

Egoísta sexual

Querido Mundo:

Me estoy volviendo una egoísta en el sexo.

Antes me lo pasaba genial, me apetecía casi a cualquier hora del día o de la noche. Veía a mi chico y ya saltaban chispas! Me gustaba jugar, descubrir, indagar. Me preocupaba tanto por él como por mi. Pero con este chico... no sé qué pasa. Me da igual si él lo pasa bien o mal, si llega o no, sólo me interesa lo mío. Y después de un mes, claro, el chico se ha quejado.

La única razón que se me ocurre es que todavía no "hacemos el amor" , es sólo "sexo". Él me importa en la medida en al que me importa el resto del mundo, e inlcuso menos podríamos decir. Puede que sea porque todavía no le conozco, por mi miedo al fracaso amoroso o porque aún desconfío de él. A pesar de que entre gemidos me diga que me quiere, a pesar de que me lo diga mientras me mira a los ojos, o en mensajes, o por el messenger, yo todavía no le he contestado. ¿Por qué me siento tan presionada a decir "te quiero" si en verdad no lo siento?

Cada vez que me ve empieza a abrazarme, a darme besos, a tocarme... Y me siento súper incómoda. Como si no me gustara lo que hace. Como uno de esos días en los que no te apetece hacerlo. Pero llevo "en uno de esos días" casi un mes. ¿Se puede saber qué me pasa? ¿Este calor me ha derretido el cerebro?

Esta tarde he quedado con él después de comer. Me he propuesto ser una buena chica y acordarme de que el pobre chico no es un vibrador, que tiene sentimientos y esas cosas. A ver qué sale. Ya os contaré.

Un hada en busca de su magia.

jueves, julio 06, 2006

SOS

Querido Mundo:
Aquí estoy, sentada en su mesa de despacho, intentando aclarar todo lo que acaba de decirme.Le he pedido 10 minutos para pensar.
Dice que le gustaría salir conmigo, que le gusté desde el primer momento, dice muchas cosas, pero no sé por qué no acabo de creermelo. Me ha hablado de su relación con sus dos ex. Me ha hablado de su vida. Me ha contado un montón de cosas, pero por alguna razón que desconozco, desconfío de él. ¿Es mi intuición? ¿Es mi miedo al dolor?
Si es mi intuición debería salir corriendo de aquí, lo más rápido posible, mi "yo interior" me está avisando de que puede que este tío no sea bueno para mi. Que algo malo va a pasar, que voy a terminar llorando como siempre.
Si es mi miedo al dolor debería quedarme y superarlo, y disfrutar de este chico.
Pero ¿qué es? Si es mi intuición y no le hago caso acabaré mal, si no es mi intuición y me voy estaré perdiendo una oportunidad de oro, si es mi miedo debería pasar de todo, si no es mi miedo ¿es mi intuición?
Lleva saliendo con la otra chica desde hace 2 años y hemos estado juntos mientras él estaba con ella, yo no sabía nada de que hubiera una novia. Y ahora la ha dejado. Y quiere estar conmigo. Pero ¿Qué me dice que no volverá a hacer lo mismo conmigo? ¿Quién me dice que dentro de dos años no empezará a quedar con otra chica a mis espaldas? ¿Quién me dice que no me dejará por otra? ¿Quién me dice que ahora mismo no me está diciendo esto porque es lo que quiero oir pero que él en realidad sólo quiere acostarse conmigo? ¿Por qué le doy tantas vueltas a todo?
Querida blogosfera, os necesito. Necesito que me digáis qué haríais si os encontrárais en una situación como esta. No importan los detalles, sólo lo que aquí os cuento.
Un hada desesperada por encontrar su magia y que tal vez la busque donde no debe.
Photobucket - Video and Image Hosting

martes, junio 20, 2006

Verdades Universales

Querido Mundo:

Hoy me he encontrado con un ex – ligue y me he descubierto a mí misma pensando en lo fácil que le resulta a la gente dar consejos y decir verdades universales, desde la posición de la seguridad

Me decía que había estado leyendo mi blog, que sentía mucho lo ocurrido, y me preguntaba cómo estaba. He oído frases como “pasado el tiempo el romanticismo llega pero no es el puto santo grial”, “no digo que no seas independiente, digo que puedas ser feliz sin ser amada”. Os pongo en antecedentes: vive con su novia a la que adora desde hace poco menos de 1 año y es feliz en su nuevo trabajo.

¿Por qué todos nos sentimos con la verdad en la mano cuando se trata de los problemas de los demás? ¿Cómo podemos ser capaces de aconsejar algo que nosotros mismo no haríamos nunca? Creo que todo depende del estado de ánimo en el que nos encontremos. Si todo te va bien y eres feliz en ese momento, nuestros consejos estarán llenos de mensajes positivos, de ánimos, de “ no pasa nada porque la vida sigue y es buena”, todo cursiladas. Si tenemos algún problema parecido al de esa persona seremos más realistas, será un “venga tía ánimo, ya sé que es difícil, me tienes aquí, pero hay que salir de esta. Ha sido un putada pero poco a poco irás sintiéndote mejor”.

¿Por qué nos gustan las verdades universales? ¿Acaso la experiencia no nos ha enseñado ya, que no sirven para nada? ¿Cuántas veces nos habrán dicho una verdad universal y hemos tenido ganas de matar al insensible que la ha dicho?

Estar enamorado nos da pie a decir muchas tonterías, muchas frases cursis y mucha flor. Pero tendríamos que bajarnos de esa nube cuando hablamos con el gente que tiene el corazón roto.

Un hada en busca de su magia.

sábado, junio 17, 2006

"No metas el dedo en la llaga"


Querido Mundo.

Hoy tenía pensando escribir sobre los hombres, sobre lo mucho que nos gustan y lo poco que lo aprecian. Pero hoy quiero escribir sobre las chicas, de alguien tan estúpida como yo.

Supongamos que ayer una chica como yo salió por la noche con unos amigos, supongamos que llamó a su ex, de quien sigue totalmente enamorada. Supongamos que el ex dice que sí, supongamos que el nuevo novio de esta chica dice que se va a pasar en algún momento de la noche pero no aparece. Supongamos que la chica y su ex bailan tan pegados como para sujetar una moneda entre ambos. Supongamos que la chica quiere besarle a cada momento pero el ex no. Supongamos que tras unas horas juntos, al despedirse, ella sigue esperando que algún milagro ocurra y él la bese como antes. Supongamos que ese milagro no ocurre. Supongamos que ella se baja del coche, se acerca a él y le besa. Supongamos que él deja los labios quietos porque no quiere responder al beso. Supongamos que la chica llega a su casa y no puede dormir. Supongamos que esa chica ha estado releyendo sms que él le había enviado. Supongamos que ella todavía guarda el primer mensaje que él le envió después de su primer beso. Supongamos que esos mensajes releídos han llevado a la chica hasta la locura. Supongamos que hoy sería su primer aniversario con él. Supongamos que está triste, sola en una habitación, escribiendo sobre todo lo ocurrido en tercera persona para así hacerlo más llevadero. Supongamos que ella está dispuesta ha hacer todo lo que sea para que él vuelva a quererla ¿qué debería hacer?

Supongamos que esa chica soy yo y que con esto busco ayuda de alguien como tú.

Un hada que empieza a perder la fe en la magia.

viernes, junio 16, 2006

Graduación


Querido Mundo:

¿De qué nos sirve enfadarnos? ¿Es algún tipo de estúpido mecanismo de autodefensa?

No puedo entender por qué cuando una persona se enfada por algo lo paga con todos. ¿Por qué si te jefe te ha hecho una putada lo pagas con tu compañera de piso? ¿Por qué si tu hermana tiene problemas con tus padres ellos están ariscos y cortantes contigo? ¿Viene dentro de los efectos secundarios? No puedo soportar cuando se enfada. Se convierte en otra persona: está totalmente amargada, el ceño fruncido; entras en casa y casi ni te mira, no te sonríe, le cuentas algo que crees que puede desviar su atención, para que por lo menos sonría, y ni te mira, sólo dice “si” mirando al infinito. Eso sí, si yo estoy enfadada, triste o melancólica, me mira con cara de asco como diciendo “yo no tengo porqué pagar el pato de tus rollos mentales”. No puedo comprender quién narices se cree para pensar que siempre está en lo cierto.

Ya sé, ella es mi madre, pero yo su hija, y nos graduamos el mismo día.

Un hada en busca de su magia.

jueves, junio 15, 2006

Tengo contador!!


Contador Gratis

martes, junio 13, 2006

Adiós


Querido Mundo:
Mientras espero en el coche a que le bajen me siento en paz, seguramente estaremos haciendo lo mejor para él. No tengo que ser egoísta, tengo que pensar en lo mejor para él y dejar de un lado mi sufrimiento, él lo está pasando peor. Mi hermana se sienta en la parte de atrás y él sonríe con la mirada, siempre le han gustado los paseos en coche; este va a ser el último. En sus ojos adivino lo que llevo viendo desde hace casi 5 meses; está cansado.

Saca la lengua y deja que el aire juegue con los rizos de su pelo recién cortado, siempre le ha gustado la velocidad. Le cogemos en brazos y entramos en la clínica, casi no entro, la sensación de ahogo es demasiada. ¿Quién quiere estar sujetándole en la radiografía? Mi hermana se pone el mandil y le sujeta pacientemente durante las dos que le hacen. El tiempo de revelado se hace eterno, sabemos que cada vez está más cerca el momento de tomar una decisión. Es la cadera, está muy mal. Podríamos operarle o sujetarle las patas traseras a un carrito para que empuje con las de delante. Su dignidad por encima de todo: rechazamos las propuestas. Llega el momento de decidir, pero no podemos. Mi hermana empieza a llorar, me acerco a ella para abrazarla, para ayudarle a decidir lo mejor para Ralph. Nos lo preguntamos una a otra varias veces ¿estamos seguros? ¿sabemos que es lo mejor para él? ¿estamos dispuestas?, las dos asentimos mientras las lágrimas surcan nuestras mejillas y nuestras mentes retroceden a los recuerdos. Enrique, el veterinario, ha sido muy cariñoso con nosotros, noto que también está emocionado. Coge a Ralph y le sube a la camilla. Mi madre llama a mi padre para preguntar si a él también le parece bien, pero no puede hablar, mi hermana tampoco, así que me toca a mí decírselo. Mientras él habla no puedo oirle, mi mente está muy lejos. Veo cómo rasura parte de la para derecha de Ralph mientras mi padre sigue hablando. Tengo que concentrarme. Le digo que luego le llamo, y me quedo a un lado de la camilla, viendo cómo Ralph aguanta todo, creo que no sabe lo que le vamos a hacer. Me siento culpable, no se lo hemos explicado, él confía en nosotas. Mi madre consuela a mi hermana que no puede parar de llorar mientras yo, de rodillas, intento acompañarle en sus últimos momentos, le miro a los ojos y le pido perdón. No dejo de mirarle fijamente a los ojos mientras acaricio por última vez su cabeza. Enrique le pincha pero no encuentra bien la vena, tenemos que probar en la otra pata. Lo interpreto como una señal, quizá no haya llegado su momento, quizá se recupere; pero la cordura me devuelve a realidad: está muy mal. Le rasura la pata izquierda, me armo de compostura y me ofrezco a ayudarle, quizá no sepa mucho sobre perros, pero la enfermería me ha enseñado algunas cosas sobre venas… Por fin se la encontramos y ese líquido rosa empieza a entrar “eso es lo que le va a matar” pienso, pero en seguida racionalizo “le estamos ayudando”. Le pregunto en voz baja, no quiero que mi hermana lo oiga “¿Cuánto tarda?” “Muy poco, unos 5 segundos” contesta Enrique. Empiezo a contar mentalmente “Cinco, cuatro, tres, dos… no quiero pensar en el uno, quizá si no lo digo ese segundo nunca llegue y quizá así no se muera” Su corazón empieza a latir cada vez más despacio, sin fuerza, noto cómo se para. Tose por última vez y saca la lengua. Ya está, ya no está con nosotros, se ha ido; hemos hecho que se vaya. Por alguna razón sigo sujetando su cabeza, como si todavía pudiera moverse. Le vuelvo a abrazar, sé que no puede sentirlo, pero necesito abrazarle. Le doy un último beso y mi madre nos dice que vayamos saliendo, que le esperemos fuera. Cuando abro la puerta para dejar pasar a mi hermana tengo la sensación de que se me olvida algo, estoy a punto de decirle “¿Por qué no coger tú a Ralph? Que a mamá le pesa mucho y luego le duele el brazo”, pero no lo digo, sería absurdo, él ya no está con nosotros.
Un hada en busca de su magia.

lunes, junio 12, 2006

Grrrrrr


Ojalá pudiera gritar muy muy alto y hacer que todas las lágrimas de rabia desaparezcan.

Un hada frustrada en busca de su magia.

domingo, junio 11, 2006

Cuando el amor muere y la amistad le sigue.

Querido Mundo:

Este mes necesitaba concentración, tiempo para estudiar y pocas cosas que me distrajeran. Nunca me he esforzado tanto en mantener mi vida lejos de mi, pero como todo lo que me propongo, ha sido imposible de realizar.

Las parejas se conocen, salen juntos (se autodestruyen), lo dejan, lloran, vuelven, deciden volver a dejarlo, sufren… Pero si después de todo eso eres capaz de mantener la amistad con la persona que mejor te conoce: has de sentirte orgulloso, has conseguido algo que pocas personas conocen. Pero ¿y si crees que tienes un amigo y no lo tienes?


¿Cómo describir el sentimiento de no-amistad? Cuando te das cuenta de que eres tú la que siempre le llama, la que le cuentas todo sobre tu vida, la que siempre propone que os veáis… de que él nunca llama, de que no te cuenta nada de su vida, y si te lo cuenta llega con 2 meses de retraso, que nunca habla de quedar, que evade que os veáis con excusas cada vez más absurdas… ¿Qué se hace con una persona que no tiene interés por ti pero tú por él sí? Podemos dejarle en paz, hacer como que no nos importa ni lo más mínimo, o podemos intentar hablar con él. Pero las palabras se agotan, los significados se gastan y llegas a un punto en el que la monotonía de vuestra conversación se hace tediosa. ¿Cómo conseguir no colgar de malas cada vez que hablamos? ¿Porqué le resulta tan fácil enfadarme? ¿Por qué me enfado con tanta facilidad con él?

Quiero ser fuerte, quiero resistir y no llamarle, quiero poder ser lo suficientemente fuerte para saber afrontar el hecho de mi amistad para él no es importante.

Un hada que desespera buscando su magia.

sábado, junio 10, 2006

Algo Nuevo


Querido Mundo:

Me despierto de buen humor. Sin esa pesadez de todos los días. Sin pereza. Con una sonrisa.

Tal vez caer desde tan alto no es algo tan malo. Estar tan abajo y tan mal me han hecho valorar lo que es estar en un nivel medio. Vuelvo a tener algunas razones por la que sonreír (increíble, ¿verdad?). Ya sé que es muy pronto, que las cosas todavía están empezando, pero tal y como dice Gabi “esta es la mejor parte”. Hacía mucho tiempo que no estaba pegada al móvil para leer un sms en cuanto me llegara, hacía mucho que mi móvil no sonaba por las noches. Horas y horas hablando para conocernos. Miradas interminables con mariposas en el estómago. Nuevos labios; nuevas maneras de besar. Nuevas formas de ser abrazada (no soy capaz de recordar cuál fue la última vez que me abrazaron tan intensamente).



Quiero que las cosas marchen bien, y que este fastidioso pesimismo desaparezca.

Una hada en busca de su magia.

lunes, junio 05, 2006

Agobios

Querido Mundo:

No tengo ganas de nada. Sólo quiero que este mes se pase rápido, que todos los problemas que tengo por los exámenes se solucionen, quiero curarme de la fiebre de la ansiedad y el miedo a no dar la talla.

Sólo quedan 20 días para que todo esto acabe, pero me parece una eternidad.

Por cierto: Muchísimas felicidades princesa! 19 añazos! Estoy súper orgullosa de tener una hermana como tú. Te quiero un montón.

Un hada que estudia en vez de buscar su magia.

jueves, junio 01, 2006

La misma historia de siempre

Querido Mundo:

Otra vez mal. Otra vez sintiéndome totalmente inútil. Otra vez la mano.

El otro día hice una pregunta en Internet a un Tarot, y hoy me ha contestado. Dice que tenga cuidado con todo, con la gente, el dinero, los sentimientos. ¿Tan mal me van a ir las cosas?

Un hada en busca de su magia.

lunes, mayo 29, 2006

Anonadada.

Querido Mundo:

Quizá lo que dijeron en el curso era verdad, quizá las casualidades no existen.

http://www.aineblog.blogspot.com

Lo he encontrado por una de estas inexistentes "casualidades" y lo he leído entero. ¡Me he visto reflejada en tantos momentos! Era como leerme a mí misma. Ha sido extraño. Espero conocer a esta abogada bilbaina...

Un hada en busca de su magia.

domingo, mayo 28, 2006

Ternura

sábado, mayo 27, 2006

Amor es Temor

Querido Mundo:

¿Qué es el miedo? Yo creo que es un sentimiento que hace que nos quedemos paralizados, que perdamos nuestra compostura, que nos tiemblen las manos, las piernas, y que no podamos controlar el acelerado ritmo de nuestro corazón. ¿Acaso no nos pasa algo parecido cuando nos enamoramos? ¿Son el miedo y el amor tan parecidos? ¿O lo que llamamos amor al principio es en realidad el miedo de enamorarnos? Puede que sea nuestro cuerpo, temblando de miedo por volver a caer en la misma trampa; en el fondo sabemos que volveremos a sufrir. ¿Es una advertencia, y nosotros, ¡pobres ilusos!, creemos que El Sentimiento por excelencia?

Cuando tenemos miedo de tomar una decisión, ¿qué hace que lo venzamos? No creo que sea proporcional al deseo de lograr una meta, tampoco a las consecuencias directas personales, creo que tenemos miedo porque podemos hacer daño a la gente que nos rodea. Al ser humano no le suelen gustar los cambios, es muy desconfiado, ¿es ese el miedo? ¿Tenemos miedo de molestar a la gente? ¿Tememos las represalias? ¿el qué dirán?.

Yo sólo sé que me encuentro llena de mil y un miedos y no sé ni de dónde vienen o a dónde van.

¿Es esto hacerse mayor?

Un hada en busca de su magia.

domingo, mayo 21, 2006

Quiero olvidar los recuerdos

Querido Mundo:

Me pongo a ordenar para distraerme y sólo encuentro papeles que me recuerdan a él. Las entradas de “En la cuerda floja”, un plano que me hizo para llegar algún sitio, papeles y más papeles, recuerdos que sólo sirven para hacerme sentir peor. Quisiera que se colocaran solos en algún rincón del olvido. ¿Seguro que no existe nada para olvidar? Quiero olvidar. ¿La película era mentira? ¿No hay ningún tipo de máquina que te haga olvidar? ¿Puedo borrar los mejores recuerdos? Sólo me hacen sufrir, pasarlo pero. No quiero acordarme de todas las veces que me ha besado, no quiero recordar la manera en que me abrazaba, no quiero recordar cómo me miraba, no cómo olía, cómo andaba, cómo me decía al oido “te quiero” no quiero recordar nada, absolutamente nada. Las veces que me metí en su cama por las mañana, cuando tenía llave de su casa y entraba y salía para verle, las veces que salí del trabajo y él estaba esperando, sólo para darme un beso. Cuando colocó aquellos corazones en mi coche, cuando fuimos Ámsterdam, cuando me desperté a su lado por las mañanas.

El día que nos duchamos juntos y había comprado el gel que a mi me gustaba, cuando me hizo un hueco en su armario del cuarto de baño para que pudiera tener mis cosas, cuando cogió todas mis cosas y las colocó en un cajón, para que ese fuera mi sitio, cuando no comía pimientos por mi, cuando era mi cumpleaños y me regaló todas esas cosas; nunca nadie se había molestado tanto en ilusionarme, cuando el día de mi cumpleaños me acompañó por medio Madrid para encontrar de todo, cuando el día del cumpleaños de lucas dio mil y una vueltas para encontrar los vasos de Winie de Poo. La primera tarde que pasamos viendo cómo anochecía, la primera noche que pasamos juntos en Valencia, cuando vió dos veces el mismo espectáculo de delfines por mi, cuando arregló mi ordenador para que pudiera jugar a los sims sin problemas, cuando nos dejó su casa para ir a cantar con unas amigas porque mi madre ya no podía más con nosotras, las noches que pasamos hablando por teléfono. El día que me regaló a Honey. Los días que amanecían nublados, en los que me esforzaba por ser positiva, porque sabía que ese día estaría de bajón, cuando preparábamos ensaladas en su casa, cuando me sentaba en un sofá y el ponía la mano debajo, la forma de invitarme a dormir sobre su hombro, cuando me llamó para decirme que se quedaba en córdoba y estaba en la puerta de mi casa. Su sonrisa al verme. ¿Puede alguien hacerme olvidar? Lo necesito. No quiero acordarme de él, sólo me hace sufrir.

Un hada que olvidó su magia en un corazón ajeno.

Estúpida, Estúpida, Estúpida

Querido Mundo:

Necesito escribir, escribir sin parar. Sin pausa, con prisas. Espero que el hecho de escribir me ayude a olvidar lo que acabo de hacer, quiero que me haga olvidar lo estúpida que me siento, lo boba que sé que aparento ser. No quiero tener que dar explicaciones de lo que he hecho ¿por qué siento la obligación de hacerlo?, no quiero que nadie se entere de lo que he hecho, entonces ¿por qué he llamado ya a 3 personas? ¿Por qué lo escribo en la red?.

Le he vuelto a llamar. Sí, ya lo sé, la mayor estupidez que podía haber hecho, pero aún hay más: le he llamado al otro número, pero tampoco me ha cogido. Y por si todavía no había hecho el ridículo suficiente, le he enviado el mismo sms a los dos números: “Llámame cuando leas esto. Me gustaría hablar contigo”, ¿pero se puede saber qué me pasa? ¿Acaso este calor de primavera ha hecho que se me derrita el cerebro? ¿Tengo tanta alergia que ya no rijo? ¿Sigo tan enamorada que sigue dándome igual todo con tal de oir su voz una sola vez más?

El hada que olvidó su magia en un corazón ajeno.

Miedos

Querido Mundo:

Quizá todo esté en mi cabeza. Puede que ya no quede nada dentro, pero también puede que esté tan llena de los demás que ya no me quepa nada. Le he llamado, no sé por qué tengo tanto miedo de escribirlo; quizá porque no quiero que sea cierto, quizá porque no me ha cogido, o quizá porque todavía no me ha llamado.

Estoy llena de miedos: miedo al rechazo, a estar sola, a sentirme sola, a estar vacía, a sentir y a no sentir, a amar y no se amada, a ser amada y no amar, a perder la confianza en los demás (la mía la perdí hace ya mucho), a la burla, a las represalias. Tengo miedo de tener miedo.

Un hada que olvidó su magia en un corazón ajeno.

lunes, mayo 15, 2006

Altruísmo Interesado

Querido Mundo:

Una habitación vacía, una vela encendida, el humo del incienso que asciende despacio, sin prisa, llenando la estancia con su aroma. Una planta que se queja por falta de atención y me muestra algunas hojas marrones por mi falta de responsabilidad y constancia a la hora de regarla y cuidarla. Hace demasiado tiempo que no venía, y me he dado cuenta de lo mucho que necesito estos momentos. Momentos en los que soy totalmente dueña de mis pensamientos y de mis actos, en donde no rindo cuentas a nada ni a nadie, donde me dejo llevar por el corazón. Nunca podré estar lo suficientemente agradecida por la oportunidad de tener mi verdadero propio espacio.


Ayer fue un día demasiado agitado, y mis emociones siguen a flor de piel. Fue un día de descubrimientos y de reflexión. Pude ver quien es de verdad mi amigo, y quién estará a mi lado únicamente para los buenos momentos. No importa si los consejos eran buenos o malos, no importa si me ofrecieron soluciones o sólo apoyo, pero estuvieron ahí, y eso es algo que tengo que aprender a valorar de una manera especial. ¿Cómo agradecer a la gente que se entregue despreocupadamente a ti? Cuando llamamos a alguien para contarle nuestros problemas muchas veces se nos olvida que la otra persona también tiene los suyos. Les hablamos durante horas de los mal que estamos olvidándonos de preguntarles cómo están ellos.

¿Qué hace que las personas sean buenas? Cuando alguien es generoso y entregado a los demás, ¿qué les mueve? ¿Son actos altruistas? ¿Existe el altruismo? ¿De verdad existe una sola persona que sea capaz de hacer lo que sea por otros ser humano sin esperar una recompensa? Todas estas preguntas tiene un común denominador: la respuesta “No”. Cuando realizamos actos de bondad existe la posibilidad de que no esperemos una recompensa inmediata (hoy en día parece que lo inmediato es lo único que cuenta), pero ¿acaso no nos sentimos bien con nosotros mismos haciéndolo?¿no es eso ya una forma de recompensa? ¿son la necesidad de sentirse útil y las ganas de ver una mirada agradecida sentimientos tan ínfimos y carentes de importancia que no somos capaces de reconocer en ellos un deseo? Si buscamos estos sentimientos ¿es el acto altruista en sí mismo?

Creo que todos buscamos encontrar la felicidad, da igual dónde o cómo.

Un hada en busca de su magia.

martes, mayo 09, 2006

Son cosas de la edad.

Querido Mundo:

La vida siempre me da esperanzas y me las quita, es como si alguien ahí arriba estuviera empeñado en hacer que me sienta bien para caer cada vez desde más y más alto, pero a eso ya me estoy empezando a acostumbrar.

Hoy me preocupa algo: la edad. ¿Es un impedimento para una relación? ¿Es algo sin importancia? Dicen que las mujeres somos mucho más maduras que los hombres a la misma edad, ¿es esa la razón por la que siempre salimos con chicos mayores que nosotras? ¿por la que vemos a hombres de 50 años con jovencitas de 20? ¿Hay verdadero amor con una diferencia tan grande? ¿O puede que sólo haya un interés económico?

La sociedad nos obliga a pensar que sólo puede existir un retorcido interés por alguna de las partes, que el amor entre personas tan distintas no puede darse, además está mal visto.

¿Cuáles son las complicaciones que podemos encontrar cuando dos personas empiezan una relación con edades tan dispares? Si uno de los dos ha formado una familia anteriormente, el otro tendrá que aceptar y ser aceptado. ¿Cómo influye eso en una relación? Cuando además de sobrevivir a la relación íntima, entre dos personas, tienes que recibir la aprobación de sus hijos. ¿Podemos negar la evidencia de la complicación en la que alguien puede llegar a hayarse? Julio Iglesias tiene un hermana más pequeña que cualquier de sus hijos, ¿no es eso, acaso, una posible causa para un transtorno mental? ¿Cómo se siente una niña cuyo padre ha muerto de vejez, cuyos hermanos ya están casados, que nada más nacer ya tiene sobrinos y casi sobrino-nietos?

Dicen que para el amor no hay obstáculos, ¿será esta la excepción que confirma la regla?

Un hada en busca de su magia.

domingo, mayo 07, 2006

Antigua novedad: sigo enamorada de ti.

Querido Mundo:
Cuando todo parece que empieza a mejorar, las cosas siempre caen.

Este fin de semana he tenido demasiado tiempo para pensar, y no me gusta lo que veo. Me he sentado, he mirado en mi interior, y odio cada parte de lo que he visto. Vivo enamorada de alguien inalcanzable al que no valoré lo suficiente cuando le tenía a mi lado. Por otra parte también enamorada de alguien que me ignora y me ha sacado de su vida con la misma facilidad que se tira un yogur caducado. Me dedico a ir de brazo en brazo buscando recuperar aunque sólo sea durante 1 segundo algo de lo que tuve, pero nunca llega. Quiero ser capaz de tener una relación estable, enamorarme de alguien perdidamente y olvidarles por fin; pero esto parece un error acumulativo del que no tengo ni idea de cómo salir.

Dice que me quiere, que en el fondo sí quiere volver, pero no lo hace. No lo entiendo. Dice que volvería pero que en realidad no lo hace porque no puede. ¿Qué tipo de impedimento puede haber más grande que el amor?

Y del otro…no tengo nada que decir. Simplemente que ha desaparecido, ya no existe dentro de mi vida. Y tengo la sensación de haber perdido a uno de los mejores amigos que podía tener.

Creo que me encuentro en un momento en el que perder es algo inevitable, porque también he perdido a Javi de forma definitiva, y eso me duele y hace que el vacío sea aún más grande si cabe. Lo que me lleva a pensar ¿queda algo dentro de mí? Cada persona que se va se lleva un trocito de mi alma, y últimamente se han ido tantos que cuando miro en mi interior no veo nada.

¿Podré llenarlo de alguna manera?
Un hada en busca de su magia.

martes, mayo 02, 2006

Tan iguales y tan distintos.

Photobucket - Video and Image Hosting

Querido Mundo:

La doctrina del racismo afirma que la sangre es la marca de la identidad nacional-étnica y sostiene que las características innatas determinan biológicamente el comportamiento humano. Juzga el valor de un ser humano no por su individualidad sino exclusivamente por su pertenencia a una “nación colectiva de raza”. Muchos intelectuales, incluyendo científicos, han dado apoyo seudo científico a las ideas racistas. Pensadores racistas del siglo XVII, como Houston Stewart Chamberlain, ejercían una influencia considerable sobre una generación cuyo ejemplo más destacado es Adolf Hitler.

Parece ser que a pesar de los contínuos esfuerzos de dirigentes de cientos de países enfocados a que la discriminación racial desaparezca, no sirven para nada. ¿Para qué firmamos la III Conferencia Mundial contra el Racismo en Durban? No podemos firmar un acuerdo si no pensamos cumplirlo.

Ya sé que el racismo no es un problema nuevo, ni mucho menos, pero hoy me pregunto si tiene solución, y me temo que la respuesta es no. La verdadera razón por la que me planteo esto es porque últimamente me toca vivirla desde un punto de vista mucho más cercano. ¿De dónde sale el racismo? Antes pensaba que las familias eran las únicas responsables y causantes de ese tipo de actitudes, pero hoy me he sentado a pensar detenidamente y me doy cuenta de que no es sólo la familia o el entorno en el que nos movamos; es la sociedad la que ejerce una mayor presión.

Cuando discriminamos, ¿por qué lo hacemos? No hablo sólo del racismo con personas de otro color o de otra cultura, sino de por qué nos cambiamos de acera cuando vemos a un joven con un aspecto diferente al nuestro. ¿Acaso tenemos miedo? Hemos dejado de tener en cuenta los sentimientos de los demás, pero no sé cuándo. En algún momento entre la creación del hombre y hoy algo ha fallado, algo ha hecho que seamos capaces de sentir asco o repulsión por un hermano. ¿Acaso nos sentimos superiores por ser un país con más dinero? ¿Porque pertenecemos a Europa? ¿Porque pertenecemos a los que llaman “países desarrollados”? Puede que nuestra riqueza material sea mayor, pero la interior e individual brilla por su ausencia. Nadie piensa en lo que debe pensar y cómo se debe sentir una persona que abandona su país porque la situación en la que vive es insostenible, prefieren arriesgar todo lo que tienen antes que continuar con una contínua desgracia. Gente que ahorra durante años para ganarse el derecho a ocupar un lugar en una lancha que puede, o no, llevarles a un nuevo mundo. Llenan sus mochilas de esperanza y cuando llegan se encuentran con nosotros, los racistas. Sí, digo nosotros, porque no creo que nadie pueda estar libre de no haber cometido algún tipo de racismo.

Me siento rara, tengo miedo, estoy asustada, y no sé con quién hablar. Ya no sé qué decir. Veo a la gente con otros ojos. No quiero que existan las diferencias, no quiero que nadie se sienta mal, no quiero que una sola persona tenga que experimentar el hecho de ser discriminado, no quiero que nadie se sienta inferior y no haga nada para evitarlo.

Puede que sea una idealista, pero por lo menos mi mundo es mejor.

Un hada en busca de su magia.


jueves, abril 20, 2006

Cocktel de sentimientos

Photobucket - Video and Image Hosting
Querido Mundo:
¿Cómo es posible que esté tan bien? ¿Es porque le considero un cabrón sin sentimientos? ¿Es porque siento que me ha usado para superar lo de Amelia? ¿Es porque nunca le he querido? Esto es muy raro, y de verdad, no puedo comprenderlo.

Aún recuerdo la cuarta semana después de que Raúl me dejara; no paraba de pensar en el suicidio, en irme a vivir a Burgos para arreglarlo todo, en besarle, en presentarme en su casa para hablarle. Imaginaba cómo todos los días dejaría una carta en su buzón diciéndole lo mucho que le quería, me haría la encontradiza por la calle, montaría guardia en la puerta de su casa para conocer sus movimientos, haría chantaje psicológico a sus amigos para que todo el mundo le animase a volver, iría a buscarle a la salida del trabajo, le esperaría durante horas sentada en el rellano de su puerta. Tenía mil y una ideas que me decían que aquello volviera a funcionar; y ahora que puedo hacerlo porque está a menos de 10 minutos de mi casa no hago nada. No es por falta de ideas sino por miedo a las represalias. No estoy segura de que sea eso lo que haría que Jesús viese que está mejor a mi lado que al lado de cualquier otra pelandusca. ¿Por qué no lo hago? ¿Por miedo? ¿O porque no le quiero lo suficiente?

Me gustaría poder estar más tranquila con mi pasividad.
Un hada en busca de su magia.

miércoles, abril 19, 2006

Miedo de no tener miedo

Querido Mundo:
Estoy realmente bien, y eso me asusta.

No sé si son las películas las que nos inculcan que cuando una relación se acaba es necesario sentir que el mundo se cae durante un largo periodo de tiempo. Según Charlotte habría necesitado 4 meses y medio para olvidarle, pero ya está todo. No es que ya no piense en él, ni que no quiera volver, es sólo que he asumido que no vamos a estar juntos.

Quizá fui demasiado estricta diciéndole que no quiero volver a saber nada de él en el resto de mi vida. La primera vez que lo dije era mitad verdad, porque sentía que debía alejarme de él, y mitad mentira, porque sabía que él se asustaría y que no dejaría que todo acabara así. Pero cuando se lo dije antes de ayer por teléfono, lo dije segura de mí misma. Quiero recordar al Jesús que me quería con todo su corazón, que hacía lo que fuese por mí, el que pensaba en mi a todas horas, el que buscaba regalos para ilusionarme y sorprenderme, el que sonreía cuando hacíamos el amor. No quiero tener recuerdos de largas conversaciones que no llevan a ningún sitio, conversaciones llenas de frases que me hacen muchísimo daño. No quiero tener que recordar cómo sentí que me besaba por obligación, cómo intentaba recuperar algo que ya estaba muerto. Por eso no quiero tener que ver con él. Tal vez más adelante.

Esto me lleva a la infinita pero terrible pregunta de ¿se puede mantener la amistad tras una relación? Me lo pregunto siempre, pero nunca obtengo respuesta. No hay ningún chico con el que haya salido y con el que siga llevándome bien con las excepciones de Javi, que ya no cuenta por la zorra de su novia, y Raúl, que tampoco cuenta porque nos seguimos queriendo. Entonces ¿sólo hay amistad cuando hay algún tipo de interés? Esto es un caos. Me gustaría que la vida fuera menos complicada.
Un hada en busca de su magia.

miércoles, marzo 29, 2006

Mil y una vueltas

Querido Mundo:

A pesar de todo, el mundo sigue girando ¿nadie nota nada? ¿Acaso no hay una sola persona en esta ciudad que se haya dado cuenta de que el sol no brilla como antes? El aire es más espeso y pesado, me invita a meterme en la cama y descansar. La luz es más tenue, las voces más ásperas, algunas hasta sin sonido. El verde de las hojas se ha oscurecido, como se estuvieran tristes. Los motores de los coches rugen con menos fuerza, como si no tuvieran ganas de moverse. La gente viste de colore más oscuros porque todo a su alrededor le tiene que estar diciendo que algo ha cambiado. Las personas andan con menos alegría, más despacio, como les costara despegar los pies del suelo. Tengo la sensación de que el mundo da vueltas más y más despacio, quizá hasta se pare.

¿Cómo han podido pasar sólo dos días? Podría firmar sin duda alguna, que hace ya una o dos semanas que todo esto pasó. Y sólo han sido dos días. El tiempo se ralentiza cuando no está a mi lado. Los días dejan de serlo para convertirse en una interminable sucesión de tiempo, no sé cuánto, pero sé que más. Entre tiempo y tiempo mil pensamientos agolpan mi mente que me llevan a la tristeza cuando vienen acompañados de recuerdos. Lo peor de todo es que he vuelto a vivir de los recuerdos. Ahora me acuerdo de él en sitios en los que antes no pensaba.

Si no me echó de menos en 2 semanas en Kenya, ni si quiera se habrá dado cuenta todavía de que lo hemos dejado. 2 semanas enteras sin él y lo he soportado. 2 días enteros sin él, y siento que la vida es lo más insoportable de nuestra mezquina existencia. La diferencia es que durante esas semanas sabía que esa separación tenía un fin. No era algo que fuera a durar eternamente. Era una cuenta atrás para volver a estar entre sus brazos. Estos dos días son sólo los primeros de una vida vacía sin él. Y eso es lo que me angustia. Creía que en parte era sólo el sentimiento de miedo a la soledad, mi indiscutible obsesión por estar siempre acompañada después de tanto tiempo sola. Pero ahora sé que no es eso. Es el miedo a dar un solo paso sabiendo que no está para darme su mano. Se ha convertido en un pilar indispensable en mi día a día. No está. Se ha ido.

Nunca más volveremos a estar juntos los sábados por las noches. Nunca más nos llamaremos para quedar día tras día. Nunca más acercará su cara a la mía, con los ojos entreabiertos, para darme un beso mientras me abraza. Nunca más me acompañará ha hacer recados. Nunca más veré cómo se abre la puerta y aparece él. Nunca más podré acurrucarme sobre su hombre mientras oigo el latido de su corazón. Nunca más sentiré sus dedos acariciando mi piel. Nunca más abriré los ojos al despertar y veré su cara. Nunca más le acompañaré a comprar cosas para su casa. Nunca más me dará un vuelco el corazón al escuchar la melodía de las powerpuffgirls en mi móvil sabiendo que es él. Nunca más leeré un sms o un mail y pensaré “puede que sea él”. Nunca más me llamará novia ni yo a él novio. Nunca más volveré a amar a nadie con tanta confianza y con tanta intensidad. Nunca más creeré un “para siempre”. Nunca más confiaré en nadie que pueda hacerme daño, porque al final siempre te lo hacen.

Estoy escuchando una canción de fondo: I just call to say I love you, I just call to say how much I care. Me gustaría esa fuese mi historia, pero como siempre, es la de un hada que encuentra una magia que no es suya y que termina perdiendo lo que no le pertenece.

Un hada que volvio a perder su magia.

Nadie merece tus lágrimas y quien las merezca nunca te hará llorar.

Photobucket - Video and Image Hosting
Querido Mundo:

¿Estará leyendo esto? Antes no había día que yo escribiera y que él no lo leyera.

Tengo dos opciones en mente otra vez. Una de ellas es que no lo lee porque no quiere saber cómo estoy. No quiere tener que leer que estoy sufriendo por su culpa. La otra es que lo lee y que está dejando pasar el tiempo para ver si me calmo un poco.

En el primer caso me entristece que nuestra relación fuese tan pobre, sólo le interesaba leerlo cuando estábamos juntos para quedar bien conmigo, o para saber qué pensaba, porque yo le interesaba. Pero ahora que todo se ha acabado ya no importan mis sentimientos. Ha decidido separar su vida, su camino, sus sentimientos y sus pensamientos de los míos. En el segundo caso no creo que se me pase. Necesito mucho tiempo para poder tragar con todo esto.

Le echo tantísimo de menos que hoy he dormido en la misma cama que mi hermana porque por las noches me siento sola. Necesito saber que hay alguien a muy poca distancia por si tengo ganas de hablar o de llorar. Ya sé que estoy no es el fin del mundo, que tal vez podáis creer que siempre hago un drama cuando un chico me deja, pero es que nunca salgo con un chico del que no esté profundamente enamorada, y siempre me dejan cuando todavía lo estoy. Necesito saber de él.

Esta mañana he estado muy cerca de no ir a clase para ir a su casa, verle, abrazarle por última vez y decirle lo muchísimo que le quiero y le echo de menos. Pero tengo que ser fuerte, tengo que ser fría y calculadora si quiero seguir respirando. Me lo imaginaba tumbado en al cama, con la persiana bajada y poniendo cara de "por fin has venido" me he imaginado que me haría un sitio y que me abrazaría mientras me tapaba con el edredón. Pero hay que ser realistas. Si voy no va a ser así. Ya no quiere tener nada que ver conmigo. Ni siquiera quiere mantener una amistad. No entiendo nada. Necesito que alguien me lo explique, y la mejor persona sería él.

La tercera opción es que esté demasiado ocupado durante el día y la noche, como ayer; y por eso no me llama.

Un hada que volvió a perder su magia.

Necesito contacto

Querido Mundo:
¿Dónde está? ¿Por qué a las 23.17 no está en casa? ¿Estará de juerga con sus amigos? ¡Pero si hoy es martes! ¿Tan rápido lo ha superado que ya está trasnochando entre semana? No tengo ninguna señal de vida suya. ¿Por qué no me llama? Y si eso le parece demasiado directo…¿Por qué no escribe un sms para preguntar cómo estoy? ¿Es que no le interesa? ¿Está demasiado ocupado? ¿Desde cuándo no tiene tiempo para mí? ¿Desde cuándo no soy lo suficientemente importante en su vida como para que no encuentre un minuto de su tiempo? Estoy sufriendo al no tener noticias suyas, y no sé qué hacer.

Todo el mundo me dice que tengo que esperar a que me llame, pero mi teoría es la siguiente. Si no hablamos antes de domingo, su madre va a venir; y le va a tener todo el día ocupado en hacer cosas y en mimarle y en decirle que “esa chica no era para ti”. La madre le comerá el coco como hacen todas las madres. Luego se irá a Córdoba a pasar la semana santa, y para cuando vuelva será un “María? Me suena ese nombre pero no caigo”

Sólo con pensarlo ya me tiemblan las manos.

Él era la persona que daba significado a todos y cada uno de mis actos y movimiento diarios y rutinarios. Él hacía que todo pareciese más fácil. Cuando me cogía la mano me sentía capaz de todo. Y ahora que estoy sola, que hace 3 días que no me abraza, que hace más de un mes que no besa con ternura… ahora todo pierde su valor. Creo que al recoger mis cosas de su casa me dejé mi corazón.

Tengo ganas de oír su voz, de saber cómo está, si piensa en mí y si siente tanto como yo. Necesito creer que está mal. El hecho de pensar que está divinamente me destroza. Otra vez llorando. No aguanto el momento antes de llorar cuando se te cierra la garganta y ahogo la cabeza en la almohada para que nadie me oiga.

Sólo quiero que me llame porque él quiera llamarme, que a él le salga de una manera natural, espontánea. Quiero que quiera saber de m.

Quiero que tenga tantas ganas de hablar conmigo como yo.

martes, marzo 28, 2006

La esperanza depositada en cada rincón.

Querido Mundo:
No puedo dejar de obsesionarme. Cuando me levanto espero encontrar un mensaje o una llamada suya, muevo el ratón del ordenador durante la noche para comprobar que estoy conectada al msn y que no me ha escrito. Creo que voy a encontrarle en el tren, en la parada de autobús, en la universidad, en la carretera, en la puerta de casa, durante el trabajo o justo a la hora de salir; pero nunca pasa nada. No me ha llamado ni ha dado señales de vida desde el domingo y eso me mata.

Sé que dije que no quiero ser su amiga, pero quizá sólo debí pensarlo y no decirlo. No creo que una pareja pueda el paso hacia la amistad, eso no funciona. Sólo lo creemos cuando tenemos 15 años y todo es tan intenso que nos duele respirar. Pero la vida me enseña que nada de eso funciona, que la amistad se mantiene cuando alguna de las partes sigue interesada en volver, y que cuando la llama se apaga, con ella se extinguen todos los sentimientos de amistad. No puedo ser su amiga, de verdad no puedo. No me creo capaz de estar sentada al lado de una persona de la que deseo intimidad. Buscaría rozar su mano, su mejilla, su brazo, una mirada, una palabra, un gesto. Algo que me hiciera mantener la esperanza de que algún día volverá a quererme. Pero en el fondo sé que eso no es bueno para mi.

Como un dice una amigo, ahora es el momento de olvidarme de todo y de todos. Es el momento de aprender a estar sola y de disfrutar de esa soledad. Aprovechar esa soledad para conocerme a mí misma y quererme un poco más, porque sólo queriéndote a ti mismo eres capaz de querer a los demás. Espero que tenga razón.

Un hada que volvió a perder su magia.

lunes, marzo 27, 2006

Sin palabras

Querido Mundo:
Otra vez sola. Otra vez sin nadie que quiera a estar a mi lado. Otra vez este sentimiento de vacío.

No hizo falta que dijera nada. Pedí una bolsa y empecé a recoger mis cosas. No hubo palabras, ni lágrimas, ni nada, tan sólo el horrible sonido de una bolsa de plástico que se llena de recuerdos. El pañuelo rosa que no le gusta, los pendientes para que no se me cierren los agujeros, la ropa para poder estar cómoda en su casa, el desodorante para después de ducharme con él, el cepillo de dientes y la esponja preferí tirarlos a la basura, a mí ya no me sirven. Mi taza de desayuno. Ya no queda nada de mi en su vida, y tampoco en su mente.

No pasó la peor tarde de su vida, no lloró, no sintió cómo un pedazo de su alma de desgarraba. Seguro que se metió en la cama y se durmió; seguro que aún sigue dormido. No se va a despertar llorando, ni siquiera se va a acordar de mí. Ha ganado.

Decía que lo estaba intentando, pero no ha conseguido nada excepto hacerme más y más daño. Quizá estaba intentando que me doliese menos, pero sólo ha conseguido que me haya sumido en la más profunda de las tristezas. No quiero ir a clase, no quiero ver la tele, no quiero jugar con el gato, no quiero respirar, parpadear, ducharme, vestirme, salir, trabajar, mirar, oir, ver, escuchar. No quiero sentir.

Un hada que volvió a perder su magia
.